martes, 3 de enero de 2017

Cierra casarusia.com, el web de referencia de rusófilos y sovietófilos


Después de catorce años de singladura por las aguas revueltas de internet, el pasado 25 de diciembre de 2016 (vigésimo quinto aniversario de la desaparición de la Unión Soviética) cerró para siempre el sitio web casarusia.com. Dividido en diversas secciones relacionadas con Rusia -noticias, imágenes, blog del Administrador-, fue el apartado del foro el que adquirió mayor notoriedad, gracias a los miles de usuarios que participaban en él y a los numerosos hilos de conversación que se abrieron a lo largo de todos esos años sobre "el presente y el pasado" de Rusia y la URSS. Desgraciadamente, la falta de visitas propiciada por la abrupta aparición de las redes sociales y otras plataformas digitales ha dado al traste con este referente en el mundo de la rusofilia y la sovietofilia.

Si la memoria no me falla, el que escribe estas líneas se registró en el foro de casarusia.com un 1 de mayo de 2005, fecha altamente simbólica por tratarse del Día del Trabajo (fiesta destacada en la historia de la URSS) y por estar a tan solo ocho días del 60º Aniversario del Den Pobedy soviético -el desfile del Día de la Victoria sobre la Alemania nazi celebrado cada 9 de mayo-. Todo ello dieciséis meses antes de mi primer viaje a Rusia y en una época en la que no existía la ingente cantidad de imágenes que hay hoy en día en internet, ni tampoco los aplicativos (Google Maps y Streetview, Wikipedia, los traductores de ruso) que nos permiten viajar virtualmente a cualquier lugar y momento histórico de nuestra querida Rodina-mat. En aquel entonces, una fotografía, un comentario o una información sobre Rusia era recibido como un gran descubrimiento, como un retorno al pasado, ese pasado opaco en el que aún había un lugar casi inaccesible llamado Unión Soviética.

A todos aquellos amigos de casarusia.com que nos hicieron pasar instantes verdaderamente memorables (Administrador, rusa, Pepe Visarión, Vladibostok, Kozhedub, Siberia, ), a todos los rusos que nos transmitieron personalmente su experiencia como ciudadanos de aquel país, a todos los que aportaron información e imágenes sobre temas de interés -inolvidable el seguimiento sobre la reinauguración de El obrero y la koljosiana o las sucesivas trasformaciones en el VDNJ-, a todos ellos (y ellas), muchas gracias por estos años imborrables.

¡Hasta siempre! Прощай!

No hay comentarios:

Publicar un comentario