jueves, 28 de febrero de 2013

El suicidio de Nicolás Kruchina en la calle Plotnikov


No soy un traidor, pero tengo miedo

"El cuerpo de Nicolás Kruchina, un miembro y administrador de los asuntos del Comité Central del PCUS muy vinculado con Mijaill Gorbachov, fue descubierto el 26 de agosto de 1991 por la mañana, sobre el asfalto y cerca de la entrada del edificio de Pasaje Plotnikov 13, donde solamente se alojaban los funcionarios de más alto nivel del Comité Central del PCUS y algunos ministros. Su departamento estaba en el quinto piso. Kruchina estaba muerto, y tanto el examen preliminar del cuerpo como el estudio posterior mostraban que se había suicidado.

Su mujer y su hijo menor estaban todavía en sus dormitorios, y todo lo que se les informo a las 6 de la mañana de ese día fue para ellos un choque tremendo. Cuando se habían ido a dormir, el marido y padre seguía en su estudio. Tenía tanto trabajo que durante los últimos días apenas si había dormido. Se encontraron, de inmediato, dos notas escritas antes de morir. Una estaba sobre la mesita ratona de la sala. La otra, más detallada, apareció mientras se examinaba el cuerpo en el hospital. "No soy un traidor, ni un conspirador," había escrito Kruchina, "pero tengo miedo..." Declaraba también su lealtad a Gorbachov. Tenía la conciencia limpia, y pedía que se hiciera saber esto al pueblo.

El suicidio de Kruchina provocó una ola de especulaciones. Había estado a cargo de las cuentas bancarias del PCUS, tanto en el país como en el exterior. A diferencia de los casos de Pugo y Ajromeev, se registraron minuciosamente todas las instalaciones donde Nicolás Kruchina había trabajado.

Su departamento del pasaje Plotnikov fue objeto de un cuidadoso registro, a cargo de un equipo de criminalistas supervisado por tres investigadores jefe de la Oficina del Fiscal General de Rusia, y con la presencia personal del fiscal del distrito Leninsky de Moscú. No se encontraron rastros de presencia de visitantes no autorizados en su departamento. Tampoco había evidencia de destrucción de papeles o de documentación de ningún tipo. Muy por el contrario, quedó en claro que después del 19 de agosto Nicolás Kruchina había llevado mucha documentación que estaba en cajas fuertes en Staraya Ploshchad (sede de la administración central del PCUS, N. Del T.) a su propio departamento. Pero todas las carpetas con documentación estaban en orden, con las inscripciones adecuadas en sus carátulas y con las firmas correctas de los más altos funcionarios. La comisión se incautó de todos esos materiales, y se llevaron todos los registros correspondientes.

La oficina de Nicolás Kruchina en el Comité Central del PCUS no era tan prolija. El 23 de agosto por la noche, un Gorbachov que estaba regresando desde Crimea solicitó de Kruchina que atara los cabos sueltos, en particular los referidos al pago de los sueldos de dos o tres meses del personal del aparato del Partido, y a la entrega de libretas de trabajo a esos trabajadores. Pero Kruchina no pudo cumplir la orden porque el gran edificio de seis pisos de la Administración, en Staraya Ploshchad, estaba cerrado. Después de su suicidio, su oficina y todas las oficinas principales del Comité Central del PCUS fueron precintadas, incluido el famoso Cuarto Número 6 del quinto piso del edificio principal del Comité Central: el despacho del Secretario General del Comité Central del PCUS que había renunciado.

Kruchina tenía vastos activos a su cargo: miles de edificios de oficinas y viviendas, centenares de casas de campo (dachas) suburbanas, docenas de vehículos, y una gran cantidad de estaciones balnearias, hoteles turísticos y hospiales. El Partido controlaba unas 200 editoriales que preparaban libros, periódicos y revistas. Otorgaba una fuerte ayuda financiera a muchos Partidos Comunistas en el exterior, financiando gran cantidad de proyectos diversos. Sus operaciones financieras no se constituían solamente a partir de las cuotas sociales o de los ingresos por venta de publicaciones. Por lo tanto, Kruchina tenía buenos motivos para esperar interrogatorios muy poco agradables, y no sólo en relación al caso del GKChP".

(Medvedev, R. (2002) Tres suicidios. Moscow News 21-27 de agosto de 2002. Recuperado el 28 de febrero de 2013 de http://diaridunmestredescola.blogspot.com.es/2009/10/tres-suicidis.html)



La calle Plotnikov conserva en la actualidad el mismo nombre que tenía en tiempos soviéticos. Desemboca, en dirección norte, en el paseo Arbat, muy cerca de la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, una de las "Siete hermanas de Stalin"
(Fuente: Google Maps 27/02/2013)

  Cuando Medvedev comenta que "El cuerpo de Nicolás Kruchina (...) fue descubierto el 26 de agosto de 1991 por la mañana, sobre el asfalto y cerca de la entrada del edificio de Pasaje Plotnikov 13, donde solamente se alojaban los funcionarios de más alto nivel del Comité Central del PCUS y algunos ministros" se refiere exactamente a este lugar
(Fuente: Google Street View 27/02/2013)


(Fuente: Google Street View 27/02/2013)

martes, 26 de febrero de 2013

El antes y el ahora de la Gostinyi Dvor

Ir a la entrada anterior sobre la 'Calle Razin (actual Varvarka)'

"En cuanto a la de Razin ['Razina', en el mapa de 1980], está cuajada de viejas iglesias y palacios no reconvertidos, por lo que no son materia de mi reflexión (...)".

(Vázquez Moltalbán, M. (1990) Moscú de la Revolución. Barcelona: Ed. Random House Mondadori, 2005, p. 76)

 En la esquina formada por la calle Varvarka (antigua Razin) y la Khrustal'nyy pereulok (que ha conservado su nombre), se halla un edificio con la inscripción "гостиный двор" ("Gostinyi Dvor") en su fachada, algo así como "Mercado", un lugar donde los vendedores almacenaban y vendían sus mercancías
(Fuente: Google Street View 16/12/2012)


Una fotografía de 1967 permite comprobar la evolución urbanística de este lugar. La fachada ha sido restaurada (destaca sobre todo el trabajo realizado en los capiteles), se ha cambiado su color (ahora es completamente blanca, incluidas las columnas) y las puertas exteriores han sido eliminadas. Solamente los ventanales del segundo piso conservan el mismo aspecto. El peligro de este tipo de restauraciones es acabar convirtiendo el centro de la ciudad en un gran escaparate comercial perfectamente conservado como si fuese un decorado de cartón piedra dedicado a los turistas.


Cuesta relacionar la esquina de la primera imagen (fotografíada en mayo de 1967) con la de la segunda foto, en la actualidad. La primera imagen muestra una calle dedicada a los ciudadanos, con aceras amplias y edificios -eso sí- completamente decrépitos, pero con cierta personalidad. En la segunda imagen las aceras, las calles y la fachada de la izquierda han sido tomadas por vehículos de lujo, vallas de obra y andamios. Es el vivo retrato de la ciudad dirigida al turismo de bermudas y cámara fotográfica
(Fuente: http://www.sovietmoscow.ru/ y Google Street View 26/02/2013)
 

sábado, 23 de febrero de 2013

"Estamos construyendo el comunismo"


"A la salida del metro Dobríninskaya subsiste un enorme mural con tres perfiles egipcios, dos hombres y una mujer, y un lema: 'Estamos construyendo el comunismo'. Este superviviente, uno de los pocos que quedan, provoca incluso cierto cariño nostálgico".

(Pigariova, T. (2001) Autobiografía de Moscú. Barcelona: Ed. Laertes, 2001, p.20)


Plano de 1980 con la plaza Dobrinyn (en la parte derecha de la imagen) y fotografía de Google Maps con el lugar exacto donde se encuentra el mural (punto rojo)
(Fuente: Google Maps 12/02/2013) 



El mural con el lema "Мы строим коммунизм" fue instalado en la plaza Dobrynin aproximadamente en 1965. Se basa en otro de 1961 (primera imagen) situado en una planta hidroeléctrica en el río Volga
(Fuente [fotos e información]: http://casarusia.com/foro/viewtopic.php?f=17&t=10885. Mi agradecimiento a Vladiboctok)




 Imágenes de Google Street View con el mural soviético

martes, 19 de febrero de 2013

Homenaje póstumo en Moscú a Harold Adrian Russell "Kim" Philby

A finales del otoño de 1970 yo había invitado a mi hijo Tom a visitarme en Moscú. George [Blake] y su esposa [una rusa] estaban aparentemente un poco preocupados por mí y deseaban animarme, de modo que nos invitaron a Tom y a mí a unirnos a un grupo que iría a presenciar un espectáculo. La esposa de George llegó con una amiga llamada Rufa, una mujer medio polaca y medio rusa. Me enteré luego que había sido criada en Rusia después de la temprana muerte de su padre. Ella y la madre lo había pasado muy mal. Pues bien, veinte minutos depués de conocer a Rufa decidí que era la mujer con la que deseaba casarme. En este aspecto puedo ser muy decidido, de modo que arreglé una serie de encuentros por intermedio de amigos, que culminaron en una fiesta de fin de semana en una dacha» 

(...) Sí, Philby fue un traidor. Pero ¿a qué? Queda abierto el debate. Sí, él provocó que murieran muchos hombres enviados en operaciones contra el bloque soviético durante la Guerra Fría. Pero se trataba de operaciones mal concebidas y siempre desesperadas, montadas por hombres también dispuestos a derramar sangre por una causa política. Sí, él se aferró a sus creencias durante los peores excesos del stalinismo. Lo ha explicado, y aun cuando uno no acepte su explicació, hay otra. Sayle escribió: «Cuanto más veía a Kim, menos parecía el Nuevo Hombre Soviético, y más recordaba al excéntrico inglés anticuado y obstinado, aferrado a unas armas oxidadas...». Sí, Philby daba prioridad a la política frente a las relaciones personales. Hay personas, por triste que resulte, que actúan con la misma escala de valores, y los llamamos generales, funcionarios, primeros ministros, y los cargamos de honores. Pero él se comprometió totalmente cuando sólo tenía veintiún años y tuvo la fortaleza de propósito de apegarse a ello durante el resto de su vida. ¿Cuántos de nosotros podemos afirmar haber hecho otro tanto? Tuvo el coraje de arriesgarlo todo por sus convicciones y lo hizo. Fue un hombre de su tiempo y su lugar que tomó parte en acontecimientos históricos importantes y que tuvo un papel nada secundario en la modelación del resultado.

Y cuando llegó el día de irse a Moscú, se marchó sin mirar atrás. Empezó una nueva vida en la Unión Soviética y, tras altibajos que tuvo la valentía de admitir, murió felizmente, satisfecho y sin remordimientos: el triunfo final. Nos estamos engañando; poco aprenderemos de este asunto si insistimos en pensar de otra manera.

(Knightley, P. (1988) Philby, Maestro de espías. Barcelona: Ediciones B, 1989, pp.  257 y 285)

 Kim Philby y Rufina Pukhova en 1972


El día 9 de diciembre de 2010 se celebró en la oficina de prensa del Servicio de Inteligencia Exterior (SVR) el acto conmemorativo del nonagésimo aniversario de la creación de este organismo. Se aprovechó el acto para colocar una placa en homenaje a Kim Philby. Asistieron al evento el director del SVR, Mijaíl Fradkov, el viceministro y ex ministro de Defensa, Serguei Ivanov, la viuda del agente soviético, Rufina Pukhova Philby, y veteranos del SVR. Dicha oficina de prensa se encuentra en la ulitsa Ostozhenka, esquina Turchaninov pereulok (número 51/10). Está cerca del Bulevar Zubovskiy (perteneciente al Anillo de los Jardines) y del puente Krimskiy, en la riba opuesta al malecón donde está la nueva Galería Tretyakov (en la parte inferior derecha del mapa). En tiempos soviéticos la calle Ostozhenka se llamaba Metrostroyevskaya.

 



  (Fuentes: Google Maps 18/02/2013 para la primera imagen; http://casarusia.com/foro/ para las dos siguiente imágenes; Google Street View 16/02/2013 para las dos últimas)

sábado, 16 de febrero de 2013

La plaza Dobrynin (actual Serpukhovskaya)

"La plaza Dobrynin debe su nombre al del obrero bolchevique, jefe del destacamento de la Guardia Roja Zamoskvorechie, muerto allí en combate contra destacamentos de cosacos y dragones del zar. Por la calle Krimskaia llegaremos al parque Central de la Cultura y Descanso Máximo Gorki (...)".

(Vázquez Moltalbán, M. (1990) Moscú de la Revolución. Barcelona: Ed. Random House Mondadori, 2005, p. 99)



 Plano de 1980 y fotografías aéreas de la plaza Dobrynin (actual Serpukhovskaya), en la parte Sur del Anillo de los Jardines. A la derecha de las dos primeras imágenes se puede ver el parque Gorki, junto al río Moscova. El distrito de Zamoskvorechie [o Zamoskvorechye] se encuentra al norte de esta plaza y se extiende hasta el río. Uno de los lugares emblemáticos de este distrito es la vieja Galería Tretyakov
(Fuente: Google Maps 12/02/2013)

 Fotografía realizada desde la plaza Dobrynin en dirección Oeste, hacia el puente Krimskii. A la izquierda, la estación de metro Dobryninskaya, el único punto de este lugar que recuerda el nombre del revolucionario Dobrynin. A la derecha, un mural soviético medio tapado por una lona publicitaria. Las tres calles paralelas que parten hacia el fondo de la imagen (la central pasa por debajo de la plaza) són, de norte a sur, Zhitnaya, Sadovoye Kol'tso y Koroviy Val. Esta última también se llamaba antiguamente Dobryninskaya
(Fuente: Google Street View 15/02/2013)

 Fotografía en dirección Norte. La calle de la derecha, donde está la casa con el mural, es la Polyanka Bol'shaya ulitsa, que mantiene el nombre que tenía en tiempos soviéticos. No se ve en la imagen pero desde esta misma esquina parte una pequeña calle hacia la derecha, por detrás y en oblicuo a la pancarta publicitaria. Es la Ordynka Bol'shaya, que también se continúa llamado así
(Fuente: Google Street View 15/02/2013) 

 Fotografía en dirección Este. La calle del fondo es la Valovaya ulitsa, que también ha mantenido la misma denominación. Hacia la izquierda (donde acaba el cartel publicitario) parte la Pyatnitskaya ulitsa. Hacia la derecha (donde los coches esperan en el semáforo) comienza la Serpukhovskaya Bol'shaya. Ambas calles se continúan llamando igual. La plaza Dobrynin ha adoptado el nombre de esta última calle, una estrategia curiosa de las autoridades municipales moscovitas: mantener el nombre soviético de la estación de metro y poner a la plaza el nombre de una calle adyacente
(Fuente: Google Street View 15/02/2013)

 Imagen en dirección Sur, con la zona ajardinada. Las dos calles que rodean esta zona peatonal es realmente la misma calle: la Serpukhovskaya, que continúa hacia el sur de la ciudad
(Fuente: Google Street View 15/02/2013)

 Imagen de la zona ajardinada, en dirección Sur. La estación de metro queda a la derecha de la foto (fuera de plano)
(Fuente: Google Street View 15/02/2013)


 Dos imágenes acercándose por el sur hacia la plaza Dobrynin, a través de la calle Serpukhovskaya
(Fuente: Google Street View 15/02/2013) 

El autor de este blog ha estado dos veces en esta plaza, aunque sin saberlo. Mejor dicho, sin conocer la trascendencia del lugar. La primera vez fue en agosto de 2006. Después de llegar en metro a la antigua plaza Oktyabr'skaya, paseó por la calle Zhitnaya en dirección Este. Unos metros antes de llegar a la plaza Dobrynin, decidió dar media vuelta despistado por un mensaje que justo en ese momento le había llegado al teléfono móvil. De Toni Amorós, concretamente. La escena se repitió cinco años más tarde (en septiembre de 2011), estando alojado en el hotel Park Inn Sadu. La primera noche de estancia, después de la cena, sal a pasear junto a su amigo Enric Crusat De Abaria sin saber hacia adonde se dirigían. Recorrieron la Polyanka Bol'shaya, desde el número 17 hasta llegar, esta vez sí, a la plaza Dobrynin. Una vez allí pasaron a la esquina contraria a través de un túnel subterráneo. Después de un rato charlando frente a la estación de metro, volvieron al hotel sin reparar en el mural soviético ni en el significado histórico de la plaza donde se encontraban. A veces, sin quererlo, ciertos espacios físicos actúan como un imán que nos atrae de forma misteriosa. Hasta que, años más tarde, la memoria sensorial activada por algún estímulo aleatorio nos vincula para siempre con ese lugar.