domingo, 6 de abril de 2014

La torre Nikolskaya del Kremlin, puerta de entrada de la Revolución de Octubre

"La torre Nikolskaya, al otro extremo de la plaza, debe su nombre a la vecindad con el monasterio griego de San Nicolás, ya inexistente. Su arquitecto fue el mismo [Pietro] Solari y tiene la misma altura que la torre Spaskaya, pero estuvo sin chapitel hasta que en 1806 fue reconstruida en estilo neogótico por Carlo Rossi, autor de varios palacios de San Petersburgo. Quizás por ser la torre mas «occidentalizada» su santo patrón la tenía desamparada: en 1812 la hicieron estallar los franceses (la imagen de San Nicolás y hasta el cristal que la cubría quedaron intactos, lo que quedó registrado en el catálogo de los milagros) y fue la única torre destruida durante los combates de 1917, cuando las fuerzas bolcheviques irrumpieron en el Kremlin a través de sus brechas".

(Pigariova, T. (2001) Autobiografía de Moscú. Barcelona: Ed. Laertes, 2001, p.116)

 Señalada con una flecha de color rojo, la torre Nikolskaya del Kremlin, una de las cuatro que rodean el edificio del Arsenal. Este edificio fue lo primero que vieron los revolucionarios bolcheviques el día que atravesaron la muralla de la ciudadela moscovita
(Fuente: Google Maps 17/12/2012)

En primer término (a la derecha de la imagen), la torre Nikolskaya
(Fuente: foro.casarusia.com)






Según explica Orlando Figes en su obra "La Revolución rusa (1891-1924). La tragedia de un pueblo", la batalla revolucionaria en Moscú duró diez días y los combates se produjeron en las inmediaciones del Kremlin (pp.552-567). Tras la toma del poder del 7 de noviembre de 1917 (25 de octubre en el calendario juliano), el Comité Militar Revolucionario de la ciudad pasó a controlar la central de telégrafos, la oficina de correos y una fortaleza del Kremlin que se encontraba sitiada por barreras de 'junkers' (cadetes de origen burgués y aristócrata). De la tenencia de su Arsenal dependía el triunfo de la Revolución en Moscú. El 9 de noviembre las fuerzas bolcheviques fueron repelidas hacia barrios periféricos y dos días después «la situación había empeorado». El día 10 se produjo una masacre en el interior de la ciudadela imperial cuando quinientos soldados bolcheviques desarmados fueron ametrallados a traición por tropas gubernamentales comandadas por el coronel Riabtsev, quien momentos antes les había ofrecido una rendición pacífica si deponían las armas. Tras unos días de tregua, la mañana del 15 de noviembre un destacamento de la Guardia Roja atravesó la muralla a través de la torre Nikolskaya, tomando definitivamente bajo su control la fortaleza del Kremlin. Figes también comenta que Lunacharski prorrumpió en sollozos cuando supo que la Catedral de San Basilio había sido destruida durante el bombardeo producido ese mismo día (noticia que fue desmentida con posterioridad). Todas estas fotografías, realizadas entre los meses de noviembre y diciembre de 1917, permiten contemplar las secuelas de dichos combates. También a los curiosos que se agolpaban a diario en las puertas de la torre tras la conquista del poder por parte de Lenin, que aún se encontraba en Petrogrado. Una de las imágenes muestra el icono de San Nicolás acribillado a balazos
Tres imágenes de la torre Nikolskaya separadas por más de 120 años. Como comenta Pigariova en su libro, esta torre edificada en 1401 (obra de Pietro Antonio Solari) debe su nombre al desaparecido Monasterio de San Nicolás, que se encontraba cerca de este lugar. La torre de 70 metros de altura (incluyendo la estrella) ha cambiado de aspecto a lo largo de los años. Las dos capillas que flanqueaban la entrada -de San Nicolás y de Alexánder Nevsky- desaparecieron tras la Revolución de Octubre. También desapareció la placa que había en lo alto de la puerta con unas palabras del zar Alejandro I rememorando los efectos milagrosos del icono del santo. Tras la reconstrucción de 1918, realizada por el arquitecto N.V. Markovnikov, la torre dejó de ser de color blanco tras ser forrada con el característico ladrillo rojo de la muralla. En la actualidad frente a la puerta de la torre Nikolskaya, adyacente a la necrópolis del Kremlin, se instala el arco de seguridad por donde deben pasar obligatoriamente todos los visitantes del Mausoleo de Lenin

2 comentarios:

  1. https://www.amazon.com/Fantasmag%C3%B3ricas-Historias-cuentos-Stalin-Spanish-ebook/dp/B01FWM2VCU

    ResponderEliminar
  2. Esta propuesta merece su propia entrada en el blog. ¡Gracias!

    ResponderEliminar