viernes, 15 de agosto de 2014

La vida soviética de la multimillonaria Christina Onassis


La mañana del 2 de agosto de 1978 la prensa mundial abría muchas de sus portadas con una de las noticias más sorprendentes de los últimos años: La multimillonaria griega Christina Onassis, heredera de un imperio naviero de 500 millones de dólares, se había casado el día anterior con el funcionario soviético Sergei Danilovich Kauzov en el Palacio Central de Matrimonios de Moscú. La intención de la pareja, según se decía, era instalarse en un apartamento de la capital de la Unión Soviética. Esta foto fue difundida por la agencia de noticias TASS y en ella se ve a la pareja junto al embajador griego en la URSS, Pierre Calogeras, y su esposa. Solamente nueve personas más asistieron a la boda. (Fuente de la imagen: http://storiesstar.ru/wp-content/uploads/2014/06/st00199.jpg)

Ese fue el inicio de una de las historias más rocambolescas de la época de la Guerra Fría. Aunque la intención de Christina Onassis de casarse por tercera vez había sido difundida públicamente un mes antes de la boda, durante los días posteriores al enlace los diarios de todo el mundo fueron aportando más detalles sobre la vida de Sergei Kauzov. Unos detalles que hicieron correr ríos de tinta con multitud de leyendas que aún hoy en día no han sido aclaradas. Kauzov, casado y con una hija, era políglota, miembro del PCUS y trabajaba en la todopoderosa empresa estatal del transporte Sovfraht ("Совфрахт"), dependiente del Ministerio de Comercio Exterior. Esta empresa había sido fundada en 1929 por el Soviet del Trabajo y la Defensa y controlaba el transporte terrestre de mercancías en toda la Unión Soviética. Christina Onassis se había hecho cargo en 1976 de algunas actividades en el conglomerado de empresas de su padre (fallecido el año anterior) y esto la pudo llevar a conocer a Kauzov en Moscú, adonde viajó para tratar un tema relacionado con el transporte de grano. O puede que se conociesen al año siguiente en París negociando con el gobierno soviético los términos de un acuerdo de cooperación en materia de transporte (Kauzov había sido trasladado allí después del primer encuentro con Christina en Moscú). Además de insistir en el hecho de que Sergei Danilovich había abandonado a su mujer y a su hija para casarse con una millonaria, la prensa occidental (la soviética carecía de 'páginas de sociedad') destacaba su carácter seductor a pesar de que llevaba un ojo de cristal del cual, según parece, hacía pública ostentación. Es en este punto donde comienza el mito en la relación entre estas dos personas pertenecientes a mundos tan opuestos, un soviético de 37 años y una multimillonaria de 27 que había heredado el imperio creado por su padre Aristóteles, marido de Jacqueline Kennedy y Maria Callas. ¿Fue un enamoramiento mútuo y sincero? ¿O se trató de un capricho más de la millonaria heredera? ¿O quizás Kauzov era un "Romeo" del KGB con la misión de seducir a la joven griega y establecer contacto con la fortuna de la familia Onassis? El ex agente Vadim Melnikov aseguró que existía un plan denominado "Olympia" para extender los tentáculos del KGB hasta la mayor flota del mundo. Y el desertor Oleg Kalugin manifestó que Kauzov pudo haber estado implicado en un fraude de divisas que habría sido convenientemente utilizado para llevar a cabo una misión de alto calado aprovechando su gran visión para los negocios. (Fuente: http://read-this-text.blogspot.com.es/2013/07/blog-post_229.html)

Sea cual sea la verdad en esta extraña historia, el hecho es que nos permite descubrir dos lugares prácticamente anónimos en la ciudad de Moscú: el Palacio del Matrimonio (o de Bodas) y las viviendas construidas en los años 70 destinadas a la intelligentsia soviética.



 El Palacio Central del Matrimonio se encontraba en el número 10 del pasaje Malyy Kharitonyevskiy (antiguo pasaje Griboyédov). De hecho, sigue existiendo en la actualidad con el nombre de Palacio del Matrimonio nº1 ("Дворец бракосочетания №1") y publicita en internet todos sus servicios (por ejemplo, http://orgpoisk.ru/info/id/188). El lugar es conocido popularmente por el antiguo nombre de la calle, Griboyédov, que era a su vez el nombre de este palacio en 1909, año de su construcción. El Malyy Kharitonyevskiy pereulok se halla situado entre el Anillo de los Jardines y el Anillo de los Bulevares (es paralelo a ambos), cerca de la Krasnye Vorota (antigua plaza Lermontovskaya)
(Fuente: Google Maps 15/08/2014)


 La boda, anunciada con antelación, movilizó a muchas personas (básicamente periodistas) que no se quisieron perder el acontecimiento. Las crónicas hablan de todo un dispositivo del KGB que mantuvo al público en la acera opuesta del palacio. En 1961 el Comité Ejecutivo del Soviet de Moscú había trasladado a este lugar el Registro Civil de la ciudad, inaugurando aquí el "Palacio Central del Matrimonio" que aún sigue en funcionamiento. Como puede verse, su aspecto exterior apenas ha cambiado.
(Fuentes: Google Street View 15/08/2014 y http://pastvu.com)



 Transcurridos treinta y seis años desde aquel evento, la decoración de la sala de ceremonias tampoco ha variado significativamente

La boda congregó a once invitados, entre los cuales se encontraba el embajador griego Pierre Calogeras y algunos familiares de Kauzov. No vino nadie por parte de Christina Onassis. Hubo además una orquesta que amenizó el acto. La prensa destacó que Christina lucía un sencillo vestido estampado de verano de color violeta


El matrimonio se instaló, por consejo de las autoridades locales y del mismo Andrópov, en un apartamento en el bloque de pisos del pasaje Protopopovskiy número 16 (antiguo Bezbozhnyy pereulok). Este nombre deriva de "bezbozhnik" que quiere decir "ateo". El moderno edificio había sido construido un año antes, en 1977, y se destinó a escritores soviéticos de élite. Con una calidad superior al estándar de la época, su estilo ya nada tenía que ver con las obras constructivistas destinadas a la intelligentsia de la URSS de los años veinte y treinta. El bloque, aún en pie y bastante bien conservado, hace esquina con el pasaje Astrakhanskiy y se encuentra cerca del Jardín Botánico de la prospekt Mira y de la plaza Komsomolskaya
(Fuente: Google Maps 15/08/2014)



El apartamento que la pareja ocupó en el edificio del Protopopovskiy pereulok era vecino de la vivienda del poeta Valentín Sorokin. Otra de las leyendas que circulan sobre todo este asunto habla de una agria polémica entre el poeta y las autoridades soviéticas y de un soborno a un funcionario que concluyó con el desalojo de Sorokin. Este hecho sirvió para ampliar el habitáculo de la pareja Kauzov-Onassis y convertirlo en un confortable piso de cinco habitaciones. Sin embargo, el ruido de los tranvías que pasaban por la calle hizo que abandonasen este lugar en enero de 1979. Se trasladaron a París y después a una isla del Mar Egeo
(Fuente: http://moya-moskva.livejournal.com/2002412.html?thread=30140140)



La pareja se divorció diecisiete meses después de la boda. Christina Onassis aún se casó una cuarta vez y falleció en Buenos Aires en noviembre de 1988 de un ataque al corazón. Sin embargo, algunas fuentes afirmaron que realmente se había suicidado con una sobredosis de fármacos. Después de dejar Moscú, Sergei Kauzov vivió en Londres donde realizó negocios privados aun siendo ciudadano de la Unión Soviética. Fue entonces cuando se comenzaron a producir transferencias a las cuentas del PCUS por un valor total de 500.000$ para las cuales nunca se ha encontrado explicación. Una hipótesis que se baraja es que Kauzov "pagó" a su propio partido para poder ser titular de un negocio privado en el extranjero. Aunque visto desde otro punto de vista, Kauzov financió a su partido con negocios en el exterior. Desaparecida la URSS, tuvo tratos con su antigua empresa (ahora privatizada) y se instaló definitivamente en Suiza, donde sigue disfrutando en la actualidad de una vida de millonario a sus 73 años de edad. Compró una propiedad en una isla caribeña compartiendo vecindad con David Bowie y Mick Jagger. Allí se vio envuelto en un caso de asedio a una joven francesa. Se desconoce con exactitud qué ha sido de su vida (no concede entrevistas), pero en 2005 hacía 15 años que no pisaba su patria de origen. Algunos ex altos mandos del KGB han negado categóricamente que Kauzov perteneciese a la Seguridad del Estado. 

La ironía de toda esta historia es que mientras que la joven heredera tuvo una vida muy desgraciada que finalizó en circunstancias no aclaradas cuando tenía tan solo 37 años, el oscuro burócrata soviético acabó amasando una fortuna como rico capitalista. Sin embargo, su boda en Moscú costó menos de 3 dólares (al cambio) y duró apenas 32 minutos.  
(Fuentes: Ottawa Citizen 01/08/1978, http://img1.liveinternet.ru/images/attach/c/7/97/656/97656575_kauzov.jpg y http://moya-moskva.livejournal.com/2002412.html?thread=30140140)

No hay comentarios:

Publicar un comentario