sábado, 24 de mayo de 2014

Ogarkov, Gorbachov, Sokolov, Gromyko y Ryzhkov sobre el Mausoleo de Lenin

Para conocer a los actores del Moscú revolucionario nada mejor que revisar las fotografías de las personalidades soviéticas que posaron sobre el Mausoleo de Lenin a lo largo de la historia de la URSS. Esta imagen corresponde al desfile conmemorativo del 68º Aniversario de la Revolución de Octubre, celebrado 7 de noviembre de 1985 (25 de octubre en el calendario juliano). De izquierda a derecha, el Mariscal Nikolái Okargov, el Secretario General del CC de PCUS Mijaíl Gorbachov, el Ministro de Defensa Mariscal Serguéi Sokolov, el Presidente del Presidium del Soviet Supremo de la URSS Andréi Gromyko y el Presidente del Consejo de Ministros de la URSS Nikolái Ryzhkov. Nikolái Ogarkov, Héroe de la Unión Soviética nacido el 30 de octubre de 1917 (cinco días después de la Revolución de Octubre), había sido Jefe del Alto Estado Mayor soviético hasta que Konstantin Chernenko lo destituyó de su cargo por su asociación con Grigori Romanov (ver el histórico artículo de Pilar Bonet El ejército pierde influencia en el sistema político que Gorbachov quiere para la Unión Soviética [26/04/1985]). Fue substituido por el Mariscal Serguéi Ajromeyev, uno de los "tres suicidas" tras el Golpe de 1991. Mijaíl Gorbachov se había convertido en Secretario General el 11 de marzo de ese mismo año, ocho meses antes de posar en esta fotografía. El Mariscal Serguéi Sokolov, Héroe de la Unión Soviética y miembro del Politburó, había substituido al Mariscal Dmitri Ustínov (tras su fallecimiento) como Ministro de Defensa y fue destituido por Gorbachov a raiz del escándalo por el aterrizaje de Mathias Rust en la plaza Roja. Andréi Gromyko, diplomático desde el año 1939, fue una de las figuras internacionales más importantes durante la Guerra Fría. Se convirtió en Ministro de Asuntos Exteriores con Jrushchov y lo siguió siendo con Brézhnev, Andrópov y Chernenko. Substituido de su cargo por Gorbachov, fue elegido Presidente del Presidium en julio de ese mismo año. Nikolái Ryzhkov, al igual de Gorbachov, pertenecía a la "joven" generación de dirigentes soviéticos de la Perestroika. Ascendió en septiembre de 1985 a Presidente del Consejo de Ministros de la URSS, el equivalente a Primer Ministro. De todos ellos, solamente Gromyko falleció antes de la disolución de la URSS (incluso antes de la caída del Muro de Berlín, pues murió en julio de 1989). Ogarkov lo hizo en 1994 y Sokolov dieciocho años después, en 2012. Sólo quedan con vida los octogenarios Mijaíl Gorbachov (ya retirado de la vida política y centrado en la fundación que lleva su nombre) y Nikolái Ryzhkov, político en activo y miembro de la Duma del Estado. Ryzhkov es uno de los antiguos burócratas del PCUS que traspasó la puerta giratoria en el mundo post-soviético. Tras ser elegido candidato comunista a principios de 1991 (antes de la desaparición de la URSS), dejó la política después de su derrota frente a Borís Yeltsin. Fue entonces cuando se convirtió en un activo financiero del capitalismo recien instaurado en la Rusia de los años 90. En 1995 se reincorporó a la política en las listas de la Unión Popular Patriótica de Rusia (partido vinculado con el PCFR). Actualmente figura como miembro independiente de la Duma y representa al Óblast de Bélgorod
(Fuente de la fotografía: 'Quadern de Diumenge' de El Periódico de Catalunya [11/03/2012])

Esta filmación del 7 de noviembre de 1985 es una muestra del clásico desfile soviético celebrado en la plaza Roja a lo largo de los años de existencia de la URSS. Los primeros minutos del vídeo permiten observar unas imágenes históricas del centro de Moscú, con el Manezh, el hotel Nacional, la Lubyanka y el hotel Moscú engalanados con banderas rojas y retratos de Lenin. El clima gélido de ese día contribuyó a crear una atmósfera gris muy acorde con la celebración que se llevaba a cabo, seis años antes de la desaparición de la Unión Soviética. Unos enormes murales colgados de los almacenes GUM y el color rojo dominante en el paisaje urbano de ese día dieron a las imagenes una solemnidad que actualmente no es en absoluto igualada por los desfiles del 9 de mayo. Las actuales celebraciones del Día de la Victoria están teñidas de los colores de la bandera rusa y la cinta de la San Jorge, además de decorados policrómicos que tapan completamente el Mausoleo de Lenin. Tienen además un carácter más nostálgico y no alcanzan las cotas de sobriedad y de "liturgia" socialista que tuvo ese defile del 68º Aniversario de la Revolución de Octubre. En aquel entonces la plaza del 50º Aniversario de la Revolución era una enorme explanada asfaltada por donde podían circular los carros blindados sin ningún obstáculo a la vista. Hoy en día, el centro comercial y las Puertas de la Resurrección impiden que el Ministro de Defensa revise las tropas más allá de la plaza Roja. El tono de los discursos y la actitud de los presentes en aquellas celebraciones resultan irrepetibles. Forman parte de una época donde la Revolución de Octubre era el acontecimiento histórico por antonomasia. Y Lenin, su profeta indiscutible
(Fuente: http://www.youtube.com/watch?v=DVH6v2bYnE4)


No hay comentarios:

Publicar un comentario