viernes, 3 de junio de 2016

El hospital oftalmológico que se dio la vuelta

"«Es necesario hacerle una cesárea al viejo Moscú», bajo este lema empezó la reconstrucción de la ciudad según el Plan General de 1935. La calle Tverskaya fue la primera en pasar por el quirófano. Le quitaron las muelas picadas de sus antiguas casas, le operaron los tumores de sus cuestas y abrieron en sus diecinueve metros de ancho un nuevo cauce de unos sesenta metros. La calle-serpiente sufrió una operación plástica para convertirse en gran avenida. (...) La ingeniería respondió al trazado teórico y más de cincuenta edificios de Moscú, la mayor parte en la calle Tverskaya, fueron deslizados mediante un sistema de raíles para ocupar un nuevo emplazamiento. Uno de los retranqueos más espectaculares fue el del Hospital Oftalmológico, abierto en 1826 en una mansión del XVIII. En 1940, el edificio del hospital de 13.300 toneladas de peso sufrió un giro de noventa grados y fue desplazado hacia el interior del callejón Mamónovski. Como el callejón estaba en cuesta, hubo que construir una planta baja para salvar el desnivel, con lo cual el hospital se convirtió en la única mansión tan antigua con cuatro plantas. El trabajo de los médicos fue interrumpido apenas unos días. En la calle Tverskaya en el lugar del hospital se alzó un alto y representativo bloque de pisos; los arquitectos encargaron la decoración de la fachada a un conocido pintor, Vladímir Favorski, y declararon la obra «ejemplo de síntesis de las artes». Lo único que nos extraña en esta síntesis es el tema elegido por Favorski: en la mayor parte del esgrafiado aparecen leñadores".

(Pigariova T. (2001) Autobiografía de Moscú. Barcelona: Ed. Laertes, 2001, pp. 76-78)


 Indicado con un "1", la actual ubicación del hospital oftalmológico de Moscú (que sigue funcionando como tal), en el número 7 del pasaje Mamónovskiy, después del giro de -90º (en sentido horario) y del desplazamiento de cincuenta metros al que fue sometido en 1940, abandonando la posición en el número 25 de la calle Tverskaya que ocupaba su edificio desde el siglo XVIII (marcado en la imagen con el "2"). En aquellos años el pasaje Mamónovskiy se llamaba Sadovskiy

Imagen del hospital tomada entre los años 1885 y 1900, cuando aún se encontraba situado en la calle Tverskaya. Al fondo, el campanario de la iglesia de la Anunciación. La mansión se constru en 1778 y fue adquirida en 1787 por el noble M.V. Dmitriev-Mamónov. Sus herederos la vendieron a la ciudad en 1826 (con Dmitri Golitsyn ocupando el cargo de gobernador militar) para que en ella se atendiera gratuitamente a los pobres aquejados de enfermedades de la vista 

El hospital en 1912. Respecto a la imagen anterior se puede observar como se levantó una segunda planta en ambos extremos del edificio

 El campanario de la iglesia de la Anunciación fotografiado en 1927, desde el interior del patio del hospital. Trece años más tarde, éste se movió hacia el pasaje Mamónovskiy y la iglesia fue derruida

 El edificio que ocupó el espacio dejado por el hospital oftalmológico, fotografiado entre los años 1950 y 1953. Su construcción se dividió en dos partes: el lado derecho (casa del Comisariado) se edificó entre 1933 y 1936. Sus arquitectos fueron A.K. Burov, A.I. Kripp, Y.B. Novikov y R.I. Semerdzhiyev. El lado izquierdo (casa del Teatro Bolshói), en la esquina con el pasaje Mamónovskiy, se construyó entre 1946 y 1950 y fue obra del mismo Burov, R.N. Blashkevich y L.A. Stepanov. En este lugar residencial vivieron personajes ilustres del mundo de la cultura de la Unión Soviética. Entre ellos, el pintor y escultor Aleksandr A. Deineka (el bajorrelieve junto a la puerta está dedicado a él y a otros artistas) 

 Una fotografía curiosa de 1974 con propaganda soviética colgada en una de las ventanas de la planta baja del edificio en la esquina de las calles Tverskaya y Sadovskiy (actual Mamónovskiy). En ella se pedía la expulsión del país del disidente Aleksandr Solzhenitsyn


Fotografías actuales del Московская Городская Офтальмологическая Клиническая Больница (Moskovskaya Gorodskaya Oftal'mologicheskaya Klinicheskaya Bol'nitsa), textualmente el Hospital Clínico Oftalmológico de la ciudad de Moscú. Con 190 años de historia, es uno de los más antiguos del mundo. La primera imagen está tomada desde el ala sudoeste en dirección hacia la calle Tverskaya. La segunda, en sentido contrario desde el ala este del edificio. Debido a los árboles y a la estrechez del pasaje Mamónovskiy, resulta difícil abarcar en su totalidad la fachada de la antigua mansión del siglo XVIII. Sin embargo, se ve con claridad que tiene cuatro plantas, las tres originales más la planta baja que hubo que construir en 1940 debido a la pendiente del callejón. Durante la Segunda Guerra Mundial fue utilizado como hospital general para atender a los heridos procedentes del frente

 En 1960 las alturas de las alas laterales de la antigua mansión se igualaron a la del resto del edificio, adquiriendo el aspecto que tiene hoy en día. Entre los cuatro metros que tuvo que "crecer" toda la estructura para adecuarse a la pendiente del pasaje (con la incorporación de una planta baja) más las dos ampliaciones de sus esquinas redondeadas (la primera a principios del siglo XX), se trata de un caso excepcional en el mundo de la arquitectura: una parte de una construcción habitable que ha cuadriplicado su altura a lo largo de dos siglos



Fotografías también actuales de la casa residencial que en 1940 substituyó al hospital oftalmológico en la calle Tverskaya. Aunque en las imágenes no se ven con nitidez los dibujos de los leñadores que Favorski trazó en su esgrafiado, el estado de conservación de todo el edificio es óptimo


 Un vecino ilustre de todo este conjunto fue el hotel Minsk, situado en la acera contraria de la calle Tverskaya. Conocido por muchos como el hotel de los espías, se encontraba justo enfrente del pasaje Sadovskiy 


 El movimiento del hospital oftalmológico desde la calle Tverskaya hasta el pasaje Mamónovskiy fue un prodigio de la ingeniería soviética: 13.300 toneladas de peso y 23.400 metros cúbicos de edificio del siglo XVIII desplazados más de cincuenta metros, entre el giro de un cuarto de vuelta y la traslación a lo largo de un callejón en pendiente. Es comparable, como muestran las imágenes, al movimiento de la casa Sitin en la misma Tverskaya realizado en 1979 con procedimientos más modernos


1 comentario:

  1. QUE MARAVILLA.... OJALA LOS OTROS PAÌSES COMO EL MIO PUDIESEN IMITAR ESTO...

    ResponderEliminar