sábado, 14 de septiembre de 2013

"I Girasoli": El extraño paseo de Marcello Mastroianni frente al Hotel Rossía

I Girasoli (Vittorio De Sica, 1970): Min. 01:15:23. Antonio (Marcello Mastroianni), su mujer Mascia (Lyudmila Saveleva) y su pequeña hija se trasladan a vivir a uno de los nuevos barrios construidos en Moscú en la década de los sesenta. Mientras viaja en la caja del camión, Antonio recuerda a su primera mujer Giovanna (Sophia Loren), con la que aún sigue casado. Se vieron por última vez el día que Antonio partió hacia el frente del Este vistiendo el uniforme del ejército italiano, durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque tras la guerra fue dado por desaparecido, Giovanna viajó a la Unión Soviética y logró localizarlo. Sin embargo, cuando descubrió que estaba casado con una rusa y que llevaba una nueva vida en su país de adopción decidió volver a Italia y olvidarlo para siempre. Todo esto lo está recordando Antonio mientras viaja en lo alto del camión. Entonces la cámara nos ofrece una vista panorámica del malecón Moskvoretskaya... 


Gracias a sus contactos en el PCUS, el productor de la película Carlo Ponti (marido de Sophia Loren) consiguió convencer a las autoridades soviéticas para que permitiesen la filmación de algunas escenas en Rusia y Ucrania. El efecto fue impresionante: ver a la actriz italiana paseando entre las colas de gente de la plaza Roja realzó el dramatismo de esta obra maestra de Vittorio De Sica. Los treinta segundos de la escena descrita más arriba ofrecen una vista rápida de algunos lugares emblemáticos del centro de Moscú. Mientras el camión describe una curva hacia la derecha, vemos al fondo una serie de edificios perfectamente identificables. En primer lugar, la parte trasera de la Casa de los Negocios de Kuznetsov, en la esquina formada por la plaza Noguin, la calle Razin y el Kitayskiy proyezd, el pasaje que baja directamente al malecón Moskvoretskaya. En segundo lugar, el edificio amarillo sede del Ministerio de Energía de la URSS, en la misma Kitayskiy (actual Kitaygorodskiy proyezd). A continuación aparece la parte superior del edificio Kotel'nichevskaya, uno de los siete rascacielos de Stalin. Una vez que el camión ha completado la curva se ven al fondo las chimeneas de la Central Eléctrica de Moscú, conocida con el acrónimo MoGES y que es obra de Ivan Zholtovski (1926). La visión de esta central nos indica que justo allá abajo se encuentra el río Moscova. Cuando el camión se aleja de la cámara aparece el puente Bol'shoy Moskvoretskiy, la Torre Beklemishevskaya del Kremlin y algunos palacios e iglesias del interior de la ciudadela moscovita, como la Torre de Iván el Terrible. Antes de cortar la toma para pasar a la escena siguiente, en la que llegan a su nueva casa, a la derecha de la imagen se puede ver con claridad una marquesina que sobresale de un edificio.

Cualquier persona familiarizada con este paisaje se dará cuenta enseguida de que esa calle por la que circulaba el camión realmente no existía como tal. Se trataba del acceso a la entrada Sur del desaparecido hotel Rossía, que incluía una zona de aparcamiento para los clientes. El director del film hizo pasar como calle ordinaria lo que realmente era la entrada a un recinto al que había que acceder expresamente, es decir, que no era una vía de paso.

Entrada Sur del hotel Rossía, frente al malecón Moskvoretskaya. El camión con la familia de Antonio aparecía por la esquina del edificio que hay al fondo de la imagen y recorría toda esta falsa avenida en dirección hacia el fotógrafo. La foto, de marzo de 1973, fue tomada tres años después de la realización de la película y seis tras su inauguración

 La entrada en coche al hotel se producía, entre otros puntos, por la calle Razin (actual Varvarka), casi en la esquina con la plaza Noguin (al fondo). Por lo tanto, era imposible que ningún vehículo utilizase este acceso como zona de paso hacia otras calles de Moscú
Fotografía aérea del hotel. La entrada por la fachada Sur, paralela al río, estaba cubierta con la marquesina junto a la que pasa Mastroianni. En primer término se encuentra la fachada Oeste del hotel y la salida a la calle Moskvoretskaya, frente a la Catedral de San Basilio y las murallas del Kremlin. Queda claro que ningún vehículo utilizaría esa ruta para ir a parar otra vez casi al inicio del punto de salida (aunque no se ve, la calle Razin comenzaba a la izquierda del hotel). Bajo la entrada Sur existía otro acceso (con un aparcamiento para vehículos) al cual sí se podía llegar desde la avenida que pasa junto al río

Tanto en la escena de la película como en las fotografías del hotel se pueden observar unos cuantos mástiles-farola de color blanco situados alrededor del recinto. Concretamente había dos muy visibles flanqueando la entrada Sur, junto a la barandilla con vistas al río. Eran palos enormes con focos y una estrella de cinco puntas en lo alto (la cuerda que pende de ellas parece indicar que servían también como mástiles). En 2007, con el hotel prácticamente derruido, aún quedaban en pie algunos de estos postes tan emblemáticos. En esta segunda foto (de la parte trasera del hotel) se puede observar un letrero que orientaba hacia un museo sobre el distrito de Zaryadye. Un distrito desaparecido para construir el hotel Rossía y un museo que, en el momento de tomar la fotografía, ya no existía tras la demolición del hotel
(Fuente: Fotografías personales del autor del blog del año 2007)


Sea como sea, la opción de rodar la escena de la llegada a Moscú en ese lugar fue plenamente acertada. Así como la elección de la fascinante banda sonora de Henry Mancini que magnifica este drama irrepetible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario