sábado, 17 de agosto de 2013

Walter Benjamin en las paradas de libros de Kitái Górod

28 DE DICIEMBRE DE 1926

"(...) Yo bajé por el Kusnetski-Most [o Kuznetskiy Most] (Puente de los Herreros) en busca de librerías. En esta calle se encuentra la que, a juzgar por su aspecto, es la librería más grande de Moscú. Hasta vi literatura extranjera en la vidriera, pero a unos precios escandalosos. Los libros rusos se venden, casi sin excepción, sin encuadernar. El papel es casi siempre importado y cuesta tres veces más que en Alemania y, según me pareció, recortan las esquinas de las publicaciones para abaratar costos. Después de haber ido al banco a cambiar dinero, me compré de paso uno de esos arrollados calientes que se venden en todos lados en las calles de por aquí. No había dado nada más que unos pasos cuando un niño se me vino encima; y una vez que comprendí que no era dinero lo que quería, sino pan, compartí un pedazo con él (...)".

29 DE DICIEMBRE DE 1926

"(...) Venía de la oficina postal, había enviado un telegrama y luego dado un largo paseo por el Museo Politécnico (sede de la Asociación Federal para la Promoción del Conocimiento Político y Científico; gran parte de los eventos literarios de Mayakovsky tuvieron lugar en dicho sitio), donde busqué sin éxito una exposición de dibujos realizados por enfermos mentales. Me desquité con un paseo a lo largo de los puestos que están junto al muro de Kitay-Gorod [o Kitái Górod]. Este es el centro del mercado de libros usados. Resultaría infructuoso tratar de encontrar algún hallazgo relacionado con la literatura no rusa. También es muy raro encontrar ediciones antiguas en ruso (si nos guiamos por la encuadernación). Y todo esto a pesar de que en el transcurso de los últimos años han debido de vaciarse inmensas bibliotecas. ¿Habrá sido sólo en Leningrado y no en Moscú, donde no era tan común que existiesen? En uno de los puestos de Kitaiski-Proezd (Barrio chino) compré una armónica para Stephan [hijo de Benjamin]. Algo más acerca de la venta ambulante. Los artículos navideños (espumillón, velas, candelabros, adornos para el árbol, mismo árboles de Navidad) se siguen vendiendo incluso después del 24 de diciembre. Creo que los venden hasta la segunda festividad religiosa navideña. Relación de precios entre los puestos callejeros y las tiendas estatales. Compré las ediciones del Berliner Tageblatt del 20 de noviembre y del 8 de diciembre. En el Kusnetski-Most hay un chico que se dedica a golpear vasijas de arcilla, platos y cuencos diminutos, unos contra otros, para demostrar su solidez. En Okhotni Riad, una curiosa aparición: mujeres que ofrecen a los transeúntes trozos de carne cruda, o pollo, o cosas por el estilo sobre una caja de paja, en la palma de sus manos. Son vendedoras sin licencia. No tienen el dinero para pagar la concesión de un puesto, ni tiempo para la cola que hay que hacer para alquilar uno. Si se acerca un miliciano, se limitan a salir corriendo de allí con su mercancía (...)".

(Benjamin, W. (1927) Diario de Moscú. Buenos Aires: Ed. Godot, 2011, p.78 y pp.84-85)

 Mapa de 1980 con las dos rutas comentadas por Walter Benjamin en su diario. En color azul, la calle Kuznetskiy Most (la de la librería más grande de Moscú), entre las calles Pushkinskaya y Dzerzhinskogo (actuales Bolshaya Dimitrovka y Bolshaya Lubyanka). En color rojo, la ruta que probablemente siguió el día 29 de diciembre. En su diario comenta que, tras "venir de la oficina postal", pasó por la iglesia de Nuestra Señora de Kazán (en la esquina formada por la calle 25 de Octubre con la plaza Roja) y entró en el Museo Politécnico (señalado en el mapa sobre un rectángulo de color rojo). Luego continuó en dirección hacia el malecón Moskvoretskaya caminando junto a la hoy desaparecida muralla de Kitái Górod, a través de las plazas Novaya y Staraya. Dicha muralla era una de las tres que existieron en la ciudad y que dieron lugar (dos de ellas) al nacimiento de los Anillos de Moscú
 
Muralla de Kitái Górod en la esquina formada por la Kitayskiy proyezd y el malecón Moskvoretskaya. En la esquina inferior derecha, el antiguo "Palacio del Trabajo" o "Dvorets Truda"
(Fuente: http://oldmos.ru)


 La muralla de Kitái Górod fotografiada en el siglo XIX desde la plaza Staraya. Al fondo de la segunda imagen, el Kremlin. Todos los edificios que hay junto a la muralla fueron substituidos a comienzos del siglo XX por nuevas construcciones. Los más relevantes son, cerca de la Puerta Ilinka, el hotel Boyarsky y el edificio Titov, que más tarde se convertiría en la sede del Comité Central del PCUS



Dos imágenes de la antigua plaza ilinka, separadas en el tiempo probablemente por más de un siglo. La primera muestra la muralla de Kitái Górod y la Puerta Ilinka. En la segunda fotografía se ve claramente como la Puerta Ilinka, una vez derribada, dio paso a la calle Ilinka, luego llamada Kuybysheva y, desaparecida la Unión Soviética, rebautizada de nuevo como Ilinka. El monumento o capilla de Plevna continúa en su lugar, tras ser inaugurada en 1882 para homenajear a los soldados rusos muertos en el Sitio de Plevna, en la Guerra Ruso-Turca entre 1877 y 1878. En la primera fotografía, junto a la Puerta Ilinka, se ven claramente unos puestos o paradas donde se vendían los libros que Walter Benjamin hojeó durante sus paseos por este lugar. Posiblemente algunos de estos puestos también vendían otros objetos, como los adornos de Navidad 
(Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Sitio_de_Pleven y Google Street View 07/03/2013) 


La muralla de Kitái Górod aún es visible en algunos puntos del centro de la ciudad. Por ejemplo, en la esquina de la plaza Noguin con la calle Varvarka (primera foto) y en la plaza de la Revolución (segunda foto)
(Fuentes: Google Street View 18/01/2013 y fotografía personal realizada en agosto de 2006)
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario